Funcionan como marcadores inflamatorios en tiempo real, permiten determinar el estado de salud general del paciente y reflejan la severidad del daño tisular.

 

El hipotiroidismo canino es la enfermedad más común relacionada con la función tiroidea en perros y el hipertiroidismo felino es la enfermedad endocrina más común que afecta a los gatos geriátricos.

La mayoría de los casos de Hipotiroidismo canino son de origen primario, lo cual implica una alteración en la producción de hormonas tiroideas. En este caso se espera niveles elevados de TSH.

 

El hiperadrenocorticismo (enfermedad de Cushing) es una de las endocrinopatías más comunes en perros. La medición del nivel de cortisol y el uso de los protocolos de inhibición con dosis altas y bajas de dexametasona permite establecer su origen.

 

La cuantificación seriada de Progesterona permite determinar con exactitud el momento de la ovulación, sí se combina con el uso de citología vaginal exfoliativa aumenta significativamente las probabilidades de éxito de la inseminación o la monta.

 

La pancreatitis a menudo es una enfermedad repentina y grave que pone en peligro la vida del animal, su diagnóstico no es fácil debido a la inespecificidad de los síntomas. La Lipasa Pancreática es la enzima más específica versus las pruebas de Amilasa y Lipasa Total.

 

Permite el diagnóstico temprano de la enfermedad renal dado a su alta correlación con la Tasa de Filtración Glomerular, este medidor no se ve afectado por factores externos, siendo altamente sensible y específico.

 

Es uno de los compuestos proteicos que se produce posterior a la disolución de un coágulo. Permite diagnosticar cuadros de Coagulación Intravascular Diseminada (CID) y orientar el diagnóstico de Enfermedad Tromboembólica

 

Evalúa la magnitud del estiramiento del músculo cardíaco, permite distinguir entre enfermedad cardíaca de enfermedad respiratoria, detección de enfermedades ocultas del corazón, entre otras patologías asociadas.