La Hepatitis tiene una alta prevalencia a nivel mundial, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se estima que un tercio de la población mundial está infectada con el virus de la Hepatitis B y más de 350 millones sufren infección crónica con un alto riesgo de muerte por cirrosis y cáncer de hígado. De esta manera también se estima que en el mundo hay 71 millones de personas con infección crónica por el virus de la Hepatitis C, de estas un número considerable de personas sufren complicaciones como carcinomas hepatocelulares, sin embargo, un 30% aproximadamente de los infectados elimina el virus espontáneamente sin tratamiento alguno, teniendo en cuenta que aún no existe vacuna para este último tipo.

 

Algoritmo de manejo de pacientes con hepatitis crónica

Fuente: Modificada de: Guidelner dorthe prevention, care and trearment of persons whit chronics hepatitis B infección; Word Health Organization; 2005.

 

Figura 1. Diagrama de flujo de diagnóstico de hepatitis C

  1. Ante la sospecha de diagnóstica por la historia de exposición se debe considerar repetir el anticuerpo contra la hepatitis C en 3 meses y en personas inmuno suprimida realizar una prueba de ARN del VHC.
  2. Para determinar una exposición previa de un resultado falso se requiere de otro método diagnóstico que deben ser ordenados por un especialista.

Fuente: Guía de Práctica Clínica para la tamización, diagnostico y tratamiento de personas con infección por el virus de la Hepatitis C.

 

La prueba TAM (Amplificación Mediada por Transcripción), se ha vuelto relevante en la detección y seguimiento de pacientes contagiados con HBV y HCV debido a su límite inferior de detección (10 UI/mL) en muestras de suero o plasma en un menor tiempo de procesamiento (menor a 4 horas de análisis).

 

Un amplio rango líneal y una alta precisión para todos los principales genotipos del VHB (A-H).

Fig 3. Comparación de Aptima HBV en la detección de los 8 genotipos en muestras de suero o plasma

 

Un amplio intervalo y una alta precisión en todos los genotipos 1-6 del VHC

Fig 4. Comparación de Aptima HCV en la detección de los 6 genotipos en muestras de suero o plasma

En una comparación realizada con diferentes métodologías del mercado, se encuentra que Aptima para Hepatitis C tiene un límite inferior de cuantificación más bajo (10 IU/mL) en una menor cantidad de muestra procesada.

En una comparación realizada con diferentes metodologías del mercado, se encuentra que Aptima para Hepatitis C tiene un límite inferior de cuantificación más bajo (10 IU/mL) en una menor cantidad de muestra procesada.

Fig 5. Resumen del rendimiento entre los ensayos de Aptima y otras casas comerciales para HCV

Fuente: Analytical characteristics and comparative evaluacion of Aptima HCV quanta Dx assay with the Abbott RealTime HCV assay and Roche COBAS AmpliPrep/COBAS Taqman HCV quantitative test v2.0

Entre tanto, las correlaciones entre la metodología Aptima HBV y una metodología de referencia en el mercado demuestran que no existen diferencias estadísticamente significativas entre los pacientes a pesar de la existencia de diversos genotipos o condiciones clínicas de las muestras evaluadas.

Fig 6. Correlación entre Aptima HBV y otra casa comercial del mercado

Fuente: The New Aptima HBV Quant Real-time TMA Assay Accurately Quantifies Hepatitis B Virus DNA from Genotypes A to F

El kit de Aptima para HBV detecta 8 genotipos (A, B, C, D, E, F, G y H) y para HVC detecta 6 genotipos (1,2,3,4,5 y 6) en suero o plasma y con resultados que se obtienen en 3,5 horas después del inicio del procesamiento de la muestra, convirtiéndose en el mejor candidato para el diagnóstico y seguimiento de pacientes con VHC y VHB.