En el 1er. Foro Nacional del Área Diagnóstica en la Visión Transversal del Sistema de Salud, desarrollado por Annar Health Technologies los días 2 y 3 de septiembre, se desarrolló dentro de un espacio académico y de participación activa a través de la sinergia establecida con los diferentes actores del sistema de salud (panelistas)  un escenario gremial, que permitió a los asistentes, ampliar su perspectiva frente al impacto de la pandemia en el sistema de salud y a los desafíos futuros.

Primera Jornada
Panel – Perspectiva de los Costos en salud a la luz de la Política Pública​
  •  Alexander Moscoso -Viceministro de Salud y Protección Social
  • Gustavo Morales – Presidente ACEMI
  • Andrés Barragán – Director Salud de Compensar
  • Adriana María Robayo – Directora Ejecutiva del Instituto de Evaluación de Tecnología en Salud – IETS
  • Carlos Muñoz – Gerente General de Consultorsalud
Observaciones:
Sobre la importancia del diagnóstico:

 

Alexander Moscoso: hace 27 años, cuando iniciamos Ley 100, muchas cosas se hacían basadas en la observancia y la semiología, tema que hoy no se debe perder, pero debemos resaltar la cantidad de herramientas diagnósticas que tenemos disponibles hoy día.

  • La pandemia ha permitido reconocer la importancia del diagnóstico y de la utilización de tecnologías de alto costo que acercan a mayores precisiones y a la optimización de los recursos en salud.
  • En especial, las de orden genético que nos permiten tener diagnósticos previos para enfocar las medidas de salud pública en la prevención. Cada vez vamos a ser menos intervencionistas físicos y más intervencionistas biológicos.

 

Gustavo Morales: Entre mejor se hagan los diagnósticos, mejor y más eficientes van a ser las intervenciones de la población hacia futuro. La asignación de recursos limitados debe obligar a poner la lupa en el diagnóstico integral.

  • Los sistemas de salud del mundo pueden reducir la carga de enfermedad, a muy bajo costo, utilizando las tecnologías existentes, si se incrementa la inversión en diagnóstico. Esto repercute en el costo del manejo, seguimiento y tratamiento de las enfermedades crónicas.

 

Sobre la preparación del sistema de salud frente a la pandemia: 

 

Alexander Moscoso: La pandemia nos abre los ojos sobre la necesidad que tenemos de ser menos dependientes del mercado externo. Hay que estimular el mercado del país, y la pandemia le abrió los ojos a las empresas para darse cuenta de que tienen las capacidades de crear. Hemos perdido el miedo a la innovación y a explorar nuevas soluciones.

  • No dudo que en 2 o 3 años tendremos producción de herramientas diagnósticas y de otras herramientas médicas.

 

Adriana Robayo: La innovación debería estar inmersa en una agenda a mediano y largo plazo de investigación. El país no estaba listo, pero si teníamos la potencialidad de dar respuesta porque contábamos con el talento humano.

  • De alguna forma vimos comprometida en las primeras semanas la autonomía sanitaria y la gobernanza mientras se logró la reacción, esto nos llevó a pensar en la capacidad investigativa del país y en el lugar de liderazgo que tenemos en la región.
  • Esto es un gran acelerador no solamente en temas de innovación en diagnóstico, sino también en retar al sistema y sus capacidades para ajustarse donde sea necesario. Fue y es una prueba muy fuerte para el sistema y a la cual hemos respondido, pero sin embargo nos obliga a entender que no podemos ser únicamente reactivos.

 

 

Sobre los indicadores socioeconómicos y las acciones que pueden disminuir el impacto en el Sistema de Salud – Ajuste Presupuestal e impacto del COVID-19:

 

 Alexander Moscoso: Las medidas de aislamiento obligatorio sin duda han funcionado y permitieron disminuir la propagación del virus, pero afectaron a cierta parte de la población cuya vida depende del ejercicio de sus labores cotidianas y eso no es un tema fácil.

  • Por ellos hemos migrado en el sistema de aislamiento que inició muy fuerte mientras nos preparábamos y lográbamos tener mayor capacidad de diagnóstica, de tratamiento y mientras que los ciudadanos entendían las nuevas formas de relacionamiento.
  • Ese hecho de ir soltando las medidas restrictivas para mitigar el impacto socioeconómico, plantea el reto de cómo volver al cumplimiento de las labores diarias sin afectar la vida y la salud de los nacionales. Con estas lecciones aprendidas, podemos decir que el 2021 va a ser un año con un horizonte económico de crecimiento favorable.

 

Andrés Barragán: Se han perdido puestos de trabajo. En el informe que le llegó a las EPS en junio vimos que aproximadamente un millón de personas dejaron de aportar en el régimen contributivo, y en el caso específico de Compensar, duplicamos nuestra población de régimen subsidiado, pasando de 50 mil a 104 mil usuarios. La necesidad de brindar una respuesta y la capacidad de innovación nos permitió realizar la producción local de medios de transporte viral no solo para abastecer las necesidades internas si no, también las de otros laboratorios, esto es un paso que da Compensar hacia una nueva dirección.

 

 

¡Gracias por participar!