El mieloma múltiple (MM) es el segundo cáncer sanguíneo más frecuentemente diagnosticado tras el linfoma no hodgkiniano. Mundialmente, se estima que 103.000 personas fueron diagnosticadas de MM en 2008, lo que representa el 12% de todos los cánceres sanguíneos diagnosticados, según el Cáncer.

El MM es un cáncer en el que las células plasmáticas proliferan descontroladamente y se acumulan en la médula ósea. Esto causa una producción excesiva de inmunoglobulinas (proteínas también denominadas anticuerpos) que finalmente desplazan a las células hematopoyéticas normales e impiden que funcionen eficazmente. Los síntomas del MM incluyen lesiones óseas, anemia y fallo renal. Los pacientes sufren normalmente dolor óseo y fracturas, y muchos también sufren pérdida de peso, fatiga e infecciones repetidas. La causa exacta del MM es desconocida y la edad habitual del diagnóstico es alrededor de los 70 años. La evolución de la enfermedad es parecida a la de una enfermedad crónica.

Como el clon de células plasmáticas tumorales de la médula ósea está aumentado, la proteína monoclonal resultante (o proteína-M) es producida en grandes cantidades. La proteína-M es uno de los más antiguos y mejores marcadores tumorales de la enfermedad. La única técnica que puede identificar la monoclonalidad y detectar la proteína-M en los fluidos corporales es la electroforesis. A excepción de la electroforesis, no hay ninguna otra prueba no invasiva que pueda ser usada para realizar un diagnóstico en las etapas iniciales del MM de forma certera y económica.

Investigación y diagnóstico:

La investigación de un paciente con sospecha de mieloma según las guías sobre el diagnóstico y manejo de mieloma debe incluir las pruebas de detección indicado en la Tabla 1, seguido de más pruebas para confirmar el diagnóstico.

  1. Se debe realizar una electroforesis de suero y orina concentrada,
  2. Según el resultado se debe hacer una inmunofijación para confirmar y describir cualquier proteína M presente.
  3. La Inmunofijación y la evaluación de SFLC está indicada en pacientes donde existe una fuerte sospecha de mieloma, pero en quienes la electroforesis de proteínas séricas de rutina es negativa.
  4. La cuantificación de la proteína M sérica debe realizarse por densitometría de pico monoclonal en electroforesis;
  5. La medición inmunoquímica del nivel de isotipo de inmunoglobulina (Ig) también se puede usar y es particularmente útil para IgA y proteínas M IgD.
  6. Cuantificación de la proteína urinaria total y la excreción de la cadena ligera puede realizarse directamente en una recolección de orina de 24 horas o calcularse de forma aleatoria en muestra de orina en relación con la creatinina en orina.

Tabla 1. Investigaciones iniciales en pacientes con mieloma:

Sebia Está Comprometida a Mejorar el Diagnóstico y la Monitorización de los Pacientes de Mieloma Múltiple en Todo el Mundo

  1. El kit CAPI 3 PROTEIN(E) 6 permite la separación de las proteínas del suero humano mediante electroforesis capilar en medio alcalino (pH 9,9) en el instrumento CAPILLARYS 3. Las proteínas del suero humano normal se separan en seis fracciones principales. CAPILLARYS 3 es un sistema automático que permite realizar todas las etapas de la electroforesis hasta la obtención del perfil proteico para el análisis cualitativo o cuantitativo.
  2. El kit CAPI 3 IMMUNOTYPING permite la detección y caracterización de las proteínas monoclonales (inmunotipado) en la orina y el suero humanos, mediante electroforesis capilar en el instrumento CAPILLARYS 3. Debe usarse con el kit CAPI 3 PROTEIN(E) 6, SEBIA, que permite separar las proteínas en seis fracciones principales en tampón alcalino (pH 9,9). El instrumento CAPILLARYS 3 permite realizar todas las etapas de la electroforesis hasta la obtención de los perfiles proteicos para el análisis cualitativo. Cada muestra de orina o de suero que se analiza se mezcla con antisueros de diferentes especificidades, anti-cadenas pesadas gamma (Ig G), alfa (Ig A) y mu (Ig M) y anti-cadenas ligeras kappa y lambda (libres y ligadas).