(Villatoro, 2020)

 

El virus de la Hepatitis C (VCH) produce infección en el hígado y esta puede ser aguda o crónica, que sin tratamiento puede desencadenar cáncer de hígado o lesión grave de hígado conducente a una insuficiencia hepática. Según datos estadísticos de la OMS, se estima que de los 3,7 millones de personas que se calcula que hay en el mundo infectadas por el VIH, unos 2,3 millones (62%) tienen pruebas serológicas de infección pasada o presente por el VHC. Las hepatopatías crónicas constituyen una importante causa de morbilidad y mortalidad entre las personas con VIH en el ámbito mundial. Actualmente el diagnóstico de la infección por VHC se realiza por determinación de Anticuerpos anti-HCV, por técnicas de EIA y en pacientes con alta sospecha o infección concomitante por HIV se debe realizar una prueba confirmatoria por detección del ARN-VHC.

Diagnóstico de la Infección por VHC

Para el diagnóstico de VHC, se utilizan diferentes metodologías que buscan la detección de Anticuerpos anti VHC y en un grupo de población con comorbilidades o alta sospecha de infección por VHC se utiliza la carga viral que detecta antígenos del virus en la muestra examinada. Las técnicas de ELISA y CLIA son una de las metodologías mayormente empleadas por su capacidad de analizar varias muestras simultáneamente y alta sensibilidad, lo que permite la obtención de resultados cuali-cuantitativos.

En los pacientes con infección por VIH se hace necesario un algoritmo de diagnóstico que incluya la prueba de RT-PCR ya que la producción de anticuerpos en este grupo poblacional se ve afectada por el estado de inmunosupresión que genera la infección del virus VIH, haciendo que la respuesta inmunológica humoral sea diferente a la de un individuo sano.

En la publicación de los doctores Emma C. Thomson, Eleni Nastouli y otros, del departamento de virología del Instituto Wright-fleming Institute del Imperial College de Londres, “Retraso en la respuesta de Ac anti-HCV en hombres VIH positivos con infección aguda por HCV” publicado en el PMC el 2 de enero de 2009. Se hace una comparación de la sensibilidad de los métodos entre ELISA y RT-PCR en muestras de plasma congelado de 43 pacientes homosexuales de Europa y Estados Unidos con infección por VIH. Además, se realizaron pruebas de ALT. El diseño del estudio fue retrospectivo y se tuvieron en cuenta muestras obtenidas durante el periodo comprendido entre 2004 y 2008.

Los resultados obtenidos después de realizar pruebas de ELISA y RT-PCR a cada una de las muestras arrojan que en un 75% de los pacientes VIH positivos con infección temprana por VHC no se detectan anticuerpos por metodología de ELISA y aún después de 3 meses post-infección el mismo porcentaje sigue siendo negativo par AC anti-VHC. En el 10% de los pacientes con infección por HCV después de 9 meses aún no hay producción de Ac anti-VHC y en el 5% de los pacientes con infección por VHC después de un año, obtienen resultados negativos en las pruebas de ELISA para detección de Ac anti-VHC. Lo que sugiere que hay una seroconversión tardía de pacientes VIH positivo con hepatitis por VHC aguda, lo que induce a un diagnóstico tardío de esta patología. El 75% de los pacientes con coinfección por VHC arrojaron resultados de ALT elevados, por el proceso inflamatorio que genera la replicación del VHC.

Tomado de: https://steemit.com/stem-espanol/@fran.frey/virologia-or-virus-de-las-hepatitis-parte-3-2-or-hepatitis-c-un-mal-insidioso-cuya-evolucion-puede-ser-alarmante-o-mortal

Se concluye en este estudio que se hace necesario entonces que el diagnostico de infección aguda por el VHC en pacientes VIH positivo sea mediante la combinación de pruebas de ELISA o CLIA y pruebas de RT-PCR para VHC RNA, lo que aumentaría significativamente la sensibilidad y especificidad, impactando positivamente en un diagnóstico y tratamiento oportuno que puede reducir la mortalidad y las complicaciones asociadas a la infección por VHC en este grupo de pacientes. Valores elevados de ALT en este grupo de pacientes con alta sospecha de infección por VHC, pero con resultados de Ac anti-HCV negativos, pueden orientar al profesional médico para que ordene RT-PCR para VHC RNA y lograr un diagnóstico precoz de la co-infección por VHC.

Otra metodología empleada para la detección de anticuerpos anti-VHC en muestras de sangre de pacientes con signos clínicos o sospecha de infección por el virus de la hepatitis C, es el western Blot. El MPD HCV BLOT 3.0, es una técnica donde se pueden separar diversos antígenos proteicos de un microorganismo por diferentes técnicas, se separan por electroforesis en un gel de poliacrilamida de acuerdo a su peso molecular y estos son transferidos a una membrana de nitrocelulosa para que se efectúe la reacción serológica con los anticuerpos de la muestra del paciente. La reacción de Ag-Ac se revela mediante una anti-IgG humana, marcada con una enzima (fosfatasa alcalina) que al agregar el sustrato (BCIP/TNB) revela una banda por la acción enzimática.

El Western Blot es una técnica muy específica ya se identifican Ac únicos que se unen a una epítope única de la proteína de interés y es muy útil para confirmar pruebas de screening. La siguiente figura muestra la tira de MPD HCV BLOT 3.0 en donde se identifican Ac contra proteínas específicas del virus HCV, (core, NS3-1, NS-2, NS4).

A continuación, se presenta el algoritmo de diagnóstico de VHC en Colombia.

 

Referencias

Emma C.Thomson, Eleni Nastouli, Janice Main,others. Delayed anti-HCV antibody response in HIV-positive men acutely infected with HCV. London UK. 2009 Europe PMC Funders Author Manuscripts.

Grupo de virología INS, Guia para la vigilancia por laboratorio Hepatitis Virales .2019. Bogotá, Colombia.

https://francis.naukas.com/2020/10/05/premio-nobel-de-medicina-2020-alter-houghton-y-rice-por-descubrir-el-virus-de-la-hepatitis-c/

https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/hepatitis-c

https://www.mpbio.com/br/diagnostics/infectious-disease/hepatitis?diagnostic_platforms=Immunoblot