El desarrollo de técnicas moleculares como el FISH ha precisado el diagnóstico de los linfomas.

El estudio de reordenamientos moleculares, tales como las translocaciones, ayuda en la clasificación de esta grave patología e incluso en algunos casos orientan su pronóstico. Con nuestro aliado MetaSystems Probes ofertamos un amplio portafolio de sondas para la detección de aberraciones cromosómicas en el laboratorio de citogenética.