La toma de muestra sanguínea para análisis de laboratorio en el paciente pediátrico puede tornarse como una situación estresante para él y su acudiente más aun cuando el procedimiento es realizado de forma repetitiva en los casos de hospitalización lo que conlleva a que pueda sufrir alteraciones emocionales derivadas de la manipulación excesiva.

Un entorno tranquilo y acogedor en el sitio de toma de muestra, facilita la aceptación del niño para la realización del procedimiento, adicionalmente la orientación a él y su acompañante sobre el mismo, a través de la explicación, en términos sencillos y de fácil entendimiento, acerca de los beneficios y posibles riesgos, además de orientarlo acerca del hecho de que podrá expresar sus sentimientos y que asumirá una posición de quietud en tanto que sea posible, con la finalidad de colaborar en la realización del procedimiento.

Como en todo proceso preanalítico, antes de iniciar la punción se debe chequear la solicitud médica, verificar todos los elementos requeridos para el procedimiento, tipos de tubo, realizar lavado de manos, preparación del dispositivo y evaluar el sitio de punción en el paciente. Para que este procedimiento sea seguro, se deben tener en cuenta factores como la edad del niño, tamaño, condición de las venas, condiciones generales del paciente, movilidad y su habilidad cognitiva. Con relación a la selección de la vena para realizar la punción, se deben considerar aspectos como la facilidad de inserción y acceso, tipo de aguja o equipo alado que puede ser empleado, verificando en ambos casos el calibre y longitud de la aguja, lo que puede brindar al paciente confort y seguridad.

En la actualidad se cuentan con dispositivos para punción venosa ajustados a todo tipo de población incluyendo recién nacidos hasta población adulta, por lo tanto, el uso de ajugas de menor calibre, equipos alados y tubos con diferente capacidad de recolección y almacenamiento de muestras venosas deben ser considerados como una opción según el tipo de paciente y el número de exámenes a analizar.

 

Improve Medical con su línea ImproMini cuenta con diferentes dispositivos de recolección de muestra que comprende tubos con diferentes volúmenes de llenado, así como lancetas de seguridad para la punción capilar, agujas y equipos alados con ajugas de diferentes calibres.

Los productos de la línea ImproMini permiten llenado con volúmenes de sangre bajos de 0.5 ml conteniendo todos los aditivos y anticoagulantes apropiados para la conservación de la muestra. El uso de equipos alados permite identificar la ubicación del bisel de la aguja durante la venopunción observando la inserción de la aguja a 30 grados sobre el sitio de punción y a su vez evita el movimiento al cambiar de tubo.

La toma de muestra para pruebas de coagulación debe realizarse por punción venosa y no por goteo ya que este procedimiento genera activación de los factores de la cascada de coagulación generando resultados inapropiados. Improve ha desarrollado un tubo de recolección con volumen bajo de 0.9 ml obtenido por punción venosa y diseño adaptable a los sistemas de recolección cerrados.

 

Referencias Bibliográficas

  • Revista Enfermería Global. vol.10 no.23 Murcia jul. 2011
  • Ficha técnica de producto Guangzhou Improve Medical Instruments Co., Ltd
  • Obtención de muestras en unidades pediátricas, Enfermería del Niño y el adolescente, María Dolores Ruiz González, María Luisa García Moreno.